Cartoneando: cofres hechos con cajas de galletas

Día de reciclaje, y de sorprender a l@s peques. Ayer hicimos un cofre del tesoro en toda regla. Para hacerlo necesitamos una caja de campurrianas, cartón no muy duro, cola blanca, cola de empapelar, papel craft de colores y cinta de carrocero.

 

Para empezar, vamos a cortar 3 semicírculos que son los que nos van a dar la forma a la tapa. Pegamos uno en cada lateral de la caja de galletas y uno en el centro de refuerzo. Se pegan con la cola blanca, pero es mejor si reforzamos con cinta de carrocero para que no se mueva tanto.

 

Una vez seco, cortamos una placa de cartón del ancho de la caja y que tape los semicírculos y la parte de atrás de la caja, para darle más rigidez.Para colocarla, como tiene que hacer la forma semicircular, es mejor si enrollamos el cartón sobre sí mismo para que quede redondeado.

 

Una vez seco, preparamos la cola de empapelar y el papel. Para colocarlo, tiene que estar cortado en trozos, más o menos del tamaño de un DNI. Al pegarlo en cachos desiguales, nos va a dar la sensación de piel vieja al secar. Pegamos el papel usando la cola, pegando muy bien en esquinas y tapando toda la caja, y listo!!! solo hay que decidir qué tesoro metemos en el cofre :)

 

PD: en la 4º foto veis unos cofres que hicimos en un intercambio en verano, que en vez de estar hechos con papel de colores, iban en marrón, y los participantes los pintaron con pintura acrílica. Se tarda mucho más, por eso optamos por el papel.

Escribir comentario

Comentarios: 0