Destripando Fábrica: nuevas sillas de viejos recuerdos

Tenía estas sillas pendientes de hacer trabajillos, y ayer me lancé con el proyecto. Se trata de las sillas que hacen juego con la de despacho que tengo yo.

 

Al igual que la que ya os presenté, tenían un color rojizo que no me gusta nada, y las he dejado en madera natural, tal cual. En una de las fotos veis una pata con la diferencia de color. Esta vez ni siquiera las barnicé (no por nada, pero no tenía, así que me queda pendiente).

 

Además, y como la otra, las tapicé con esta tela de IKEA que me gusta mucho porque tiene un color genial a pesar de ser muy sencilla. La grapadora de manualidades sigue siendo mi amiga fiel y no he usado nada más que eso.

 

Pues ahí os dejo el proyecto, espero que sea inspirador.

Escribir comentario

Comentarios: 0