Plastiqueando: Pufs con cajas de frutas

El sábado Youropía organizó en Doce17 del Ayuntamiento de Oviedo, un taller de Pufs con cajas de fruta en la Corredoria.

 

La verdad que el taller generó mucha espectación, y tuvimos 10 participantes que se fueron encantadas con sus creaciones. Si con algo me quedo es con la creatividad que demostraron las chicas que vinieron, ya que supieron ver muchas aplicaciones del invento y algunas hicieron hasta una casa de muñecas dentro de la caja de fruta. Esto, que parece tontería, es un aliciente para l@s que creemos que tod@s tenemos un artista dentro y que a veces, por mucha Play y Nintendo que quieran l@s crí@s, un cacho de cartón les hace volar muy alto.

 

Después de mi pequeña reflexión del día, os dejo una explicación y muchas fotos para que veáis cómo se hace.

 

Necesitáis una caja de fruta de plástico, tela, cartón duro o tabla, pistola de silicona, pistola de grapas (no es fundamental) y cojín o relleno. Consejos: a mí me gusta más con la caja pequeña, que es la de la foto, la grande me parece demasiado grande. Si te parece que la caja es muy baja, pon varias apiladas (ya vienen con un sistema de encanche que las hace bastante seguras) tendrás mucho más espacio de almacenamiento. Yo me pelee con un tablero de conglomerado y la sierra de calar hasta que me acordé de que había saqueado los carteles de Rebajas de "Desigual" que son de un cartón buenísimo, y con eso fue suficiente. Y finalmente, no os lieis mucho con el relleno, nosotros lo hicimos con un cojin de IKEA (1,98€) y queda estupendo.

 

Pues nada, cortáis el cartón o tabla del tamaño de la caja, ese será nuestro asiento. Cuando tenemos la tabla y comprobamos que es del mismo tamaño (si nos ha salido más pequeña nos vamos a caer FIJO), le pegamos el cojín con silicona caliente. Nosotr@s hacíamos las cuatro esquinas del cojín, ya que luego queda muy apretado con la tela. Cortamos la tela unos 5cm más grande que la tabla con el cojín para doblarla hacia dentro y graparla. Si no tenemos pistola de grapas se hace igual de bien con silicona caliente. Si tenemos tela de sobra, lo ideal sería recubrirlo con un rectángulo que pegamos con silicona para que no se vea el cartón ni las grapas. 

 

Y ya lo tenemos! este es el modelo más sencillo. Nos permite almacenar cosas en la caja y sentarnos cuando queramos. También vale de cama de mascota, por ejemplo. Si queremos más sofisticación, podemos atornillarlo o ponerle una visagra para que sea como una tapa, pero no quise complicar mucho la historia.

 

Las chicas decidieron hacer posabrazos que fueron muy complicados de fijar, al menos con lo que teníamos allí, pero reconozco que quedaban muy bien.

Espero que lo disfrutéis.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0