Destripando mi Carnaval: diadema de calavera

Siguiendo mi promesa de ir cada día disfrazada de una cosa a trabajar por las tardes, hoy ha tocado de troglodita. Necesitaba un complemento, ya que no me iba a pintar la cara, así que me hice una diadema con una calavera.

 

Necesitáis: diadema, fieltro blanco y negro, tijeras pequeñas, relleno, lápiz y pistola de silicona. 

 

Para la cabeza hice tres círculos: dos blancos y uno negro y los cosí juntos (blanco-negro-blanco) dejando un pequeño espacio para meterle algo de relleno para que estubiera abultado. Yo usé lo que me va quedando de fieltro al recortar las piezas, que lo voy guardando todo, también puede ser algodón, espuma o tela. Cuando acabé de meter el relleno lo acabe de coser. Cuando metáis el relleno tenéis que tener en cuenta que en la cara que esté mejor, haréis los agujeros para ojos y boca, de manera que debajo quede el color negro, por lo que el relleno tiene que estar entre el negro y la cara blanca que va "para atrás".

 

Cuando el círculo está cosido, hacemos con lápiz el dibujo de la cara que queramos y lo recortamos con las tijeras pequeñas, procurando que no queden restos del lápiz.

 

Por otra parte, hacemos los huesos. Yo hice dos a ojo, no muy grandes porque no lo quería muy exagerado, pero un poquito más largos que el ancho de la cabeza de calavera. Corté 4 huesos en fieltro blanco y los pegué con silicona de dos en dos para darle más cuerpo. Una vez secos, los pegué entre sí haciendo una X y a su vez, los pegué a la calavera, poniendo un par de puntos de silicona para pegar los laterales a la calavera y que no estuvieran tan sueltos.

 

Para finalizar, con un trozo de fieltro pequeño, medimos el ancho de la diadema y hacemos un pasador que pegaremos a la figura para colocarlo de la manera que queramos, de manera que quede más a la derecha, a la izda, en el centro, etc...

 

Si tenéis preguntas, no dudéis en preguntarme

Escribir comentario

Comentarios: 0