Bombones que pintan!

Hoy os traigo una receta rica, rica. Se trata de unos bombones especiales que serán la delicia de los más peques.

 

Nuestros bombones están hechos de plastidecor (o similar), es muy práctico, porque si tenéis peques en casa o trabajáis en educación/formación, seguro que tenéis un montón de cachos de cera que siempre andan tirados por ahi. 

 

A mi me ha costado un poco ver cuál es la mejor técnica para desmenuzar las ceras. En principio las partí con la mano, pero el resultado es más cutre, luego las tajé, pero es bastante dificil gestionar las virutas, así que la mejor opción es que las deshagáis con un martillo (metiéndo la cera dentro de un paño para que no salpique) o con un rallador.

 

 

Una vez que tenemos la cera en trocitos pequeños, rellenad un molde de silicona para bombones. Debéis prestar atención a las temperaturas máximas que admite el material, ya que con los moldes de IKEA para hielo monté un estropicio en casa interesante :D

 

Teniendo en cuenta la temperatura, sólo tenéis que meter los moldes con las ceras dentro, dejarlas en torno a 10 - 15 minutos (podéis ver cómo se va fundiendo) y cuando ya sea una pasta líquida y uniforme, apagáis el fuego y lo dejáis enfriar. Luego no tenés más que desmoldarlos y ponerlos en un recipiente bonito o dejarselos a los más pequeños de la casa para que pinten (si son muy golosos advertirles de que no es comestible :P)

 

Escribir comentario

Comentarios: 0